Cómo ser un agente de bienes raíces

Una de las maneras de convertirse en emprendedor, es iniciar un negocio o actividad económica como profesional independiente. Hoy en día, hay muchas carreras, oficios y trabajos que te permiten trabajar por cuenta propia. Una de ellas es la de volverse agente inmobiliario. ¿En qué consiste la profesión o trabajo de agente de bienes raíces o inmobiliario?

Consiste en manejar propiedades entre la gente que desea rentarlos o comprarlos. Es un área rica en oportunidades, que ofrece diversas alternativas a los emprendedores que deseen desempeñar ésta actividad económica.

Mazatlán por ser playa y una ciudad en crecimiento, es un sitio ideal para dedicarse a vender y rentar casas, terrenos y condominios en Mazatlán. El boom inmobiliario que está experimentando la ciudad, ha provocado que cada vez más personas tanto locales como foráneos se dediquen a esa actividad.

En México, tradicionalmente se les ha llamado de varias formas: corredores de bienes raíces, brokers o promotores inmobiliarios a los profesionales independientes que se desarrollan dentro del medio de los bienes raíces.

En realidad, si se utilizan los términos adecuados, dentro de la amplia gama de actividades del medio inmobiliario, existen dos actividades primordiales: la de administrador de propiedades y la de agente de ventas de propiedades.

La administración de propiedades está relacionada con la administración de casas, departamentos, bodegas o naves industriales y centros comerciales o locales situados en una o varias zonas determinadas de una ciudad.

En Mazatlán existen muchas personas que se dedican a la administración de inmuebles y no sólo eso, sino también existe otra actividad relacionada: la de cuidar el inmueble mientras la persona se encuentra fuera de la ciudad. En Mazatlán existen miles de estadounidenses, canadienses y mexicanos que tiene una segunda casa en la ciudad y que sólo la utilizan durante la época invernal (diciembre-mayo). No administran sino que sólo la cuidan y son remunerados por hacerlo. Existen muchas personas que se dedican a cuidar condominios en Mazatlán, así como casas y otras propiedades.

Por otro lado, los administradores de inmuebles, se encargan de promoverlos, cobrar la renta mensual a los inquilinos, dar su aprobación para que un inquilino rente, proporcionar todo tipo de mantenimiento, supervisar y encargarse de finiquitar los contratos de renta, además de manejar casos de desalojo y pagos a los inquilinos morosos.

Hay agentes que se dedican a ambas actividades: cuidan de condominios en Mazatlán y casas, además de administrar condominios en Mazatlán y otro tipo de propiedades.

La idea es la de velar por los intereses de los propietarios de los inmuebles que se administran.

Los agentes de bienes raíces, deben ser personas preparadas. Deben tener conocimientos en mercadotecnia, ventas, administración y leyes.

Los agentes de ventas, se dedican a la comercialización y venta de bienes raíces. Es una actividad más remunerada debido a las comisiones. Hay agentes que realizan las dos actividades: la de administrar y la de vender.

Existen agentes que venden condominios en Mazatlán, casas y administran condominios en Mazatlán también, así como casas y locales comerciales.

Para quienes ingresan por primera vez a ésta actividad económica, resulta más propicio ejercer como agente de bienes raíces y ya después de hacerse de un nombre y ganarse la confianza de la gente, empezar a administrar propiedades.

Esto se sugiere por varias razones:

  1. Esta actividad te permitirá tener una visión completa del proceso inmobiliario. No es lo mismo vender condominios en Mazatlán de entrada que ponerse a administrarlos. Son actividades distintas.
  2. Conocerás y estarás en contacto con profesionales de otras actividades (valuadores, asesores en créditos, constructores, entre otros) lo que posibilitará que, a mediano plazo, tu actividad se enriquezca para luego especializarse. Hay agentes que se dedican exclusivamente a vender condominios en Mazatlán a extranjeros, otros lo hacen sólo a nacionales. Otros se dedican a vender terrenos grandes para inversionistas, otros se dedican sólo a vender casas y otros hacen de todo.
  3. No se requiere un título universitario en alguna carrera específica, ni de la autorización de algún organismo para iniciar esta actividad. Aunque si existen diplomados en venta de bienes raíces. Esto también puede ser una desventaja ya que en el medio es común encontrar gente improvisada y con poca seriedad, pero los que de verdad se lo toman en serio y se especializan, tendrán un gran valor agregado. En ese caso, la capacitación se vuelve continua.
  4. No se requiere mucho para empezar: una línea telefónica, un escritorio, el alta ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, una computadora con conexión a Internet y un automóvil. La última no es indispensable pero si útil. Una vez arrancando y ganando comisiones, ya es importante considerar la inversión en una oficina, equipo y capacitación. Muchos de los que empiezan a trabajar en bienes raíces, lo hacen en una franquicia conocida como Remax, Century 21 o Coldwell & Banker, donde ya tienen un espacio y computadora asignada. Existen algunos desarrollos turísticos que cuentan con su propia agencia in-house donde el vendedor está en una oficina en la propiedad o en un punto de venta donde recibe a las personas interesadas en la propiedad. Muchos condominios en Mazatlán cuentan con agencias in-house.
  5. Es recomendable ingresar como miembro de la Asociación Mexicana de Profesionales Inmobiliarios (AMPI) lo que permitiría hacer contacto con otros agentes de bienes raíces y participar en espacios, simposios o conferencias para establecer diálogos, hacer equipo e incrementar el conocimiento. Además existe una bolsa de propiedades de AMPI donde los agentes de bienes raíces pueden compartir las propiedades y venderlas en conjunto, compartiendo así la comisión. La mayoría de los condominios en Mazatlán, casas y demás propiedades están incluidos en la bolsa de AMPI. Muchas de las ventas de condominios en Mazatlán se hacen en conjunto entre varios agentes involucrados en una operación.
  6. Una opción es la de adquirir una franquicia en el medio inmobiliario. Si es así, hay que asegurarse que la marca sea reconocida  y realizar también un análisis exhaustivo como si fuera cualquier otro negocio de franquicia. Las franquicias ayudan mucho porque generan confianza sobre todo al prospecto extranjero, ya sea estadounidense o canadiense. Muchos compradores de condominios en Mazatlán se dirigen primero a una agencia de franquicia porque les genera confianza.

Especialización

Muchos agentes de bienes raíces recomiendan la especialización. Es decir, especializarse en un determinado tipo de inmueble: casas, condominios, terrenos, terrenos grandes para inversionistas, locales comerciales, naves industriales y rentas. Lo que sucede es que muchos tratan de abarcar demasiado y por esa razón tardan en obtener beneficios, lo que provoca desesperación y ganas de retirarse en poco tiempo.

Hay agentes de bienes raíces que se especializan en vender condominios en Mazatlán, sobre todo a extranjeros. Otros se es dedican a vender grandes terrenos para inversionistas. Otros se dedican a vender casas pequeñas de interés social nada más. Otros agentes prefieren convertirse en administradores de propiedades para empresarios que no viven en la ciudad y otros de dedican a administrar y cuidar casas de estadounidenses y canadienses que viven la mitad del año en la ciudad y la otra en sus ciudades de origen. Los condominios en Mazatlán están teniendo mucha demanda debido a que se está invirtiendo mucho en este tipo de propiedades. Los condominios en Mazatlán son una buena opción para especializarse.

Lo mejor es especializarse dependiendo de los gustos, la ciudad en la que se vive y las posibilidades de crecimiento.

Las opciones son:

  1. Venta de condominios en Mazatlán
  2. Venta de grandes terrenos para inversionistas pero ya cuando se tenga experiencia o contactos necesarios
  3. Venta de terrenos, condominios en Mazatlán y casas de interés social
  4. Venta de terrenos y casas residenciales para extranjeros, nacionales y locales
  5. Venta de terrenos rústicos o agroindustriales
  6. Administración y cuidado de condominios en Mazatlán y casas
  7. Administración de locales y plazas comerciales
  8. Renta de hoteles para inversionistas
  9. Rentas vacacionales de condominios en Mazatlán y casas

Una vez decidida el área de especialización, lo recomendable es contratar los servicios de un abogado para asesoría en la elaboración de contratos de prestación de servicios con los propietarios de los inmuebles que se pretenden vender o rentar. Además de realizar contratos para compraventa de propiedades.

Es recomendable también contar con un asesor fiscal con el fin de que se pueda sugerir a los clientes o prospectos la mejor manera para cumplir con los impuestos. Es importante asesorarse también sobre los fideicomisos para extranjeros que quieran adquirir una propiedad. Existen muchas dudas de su parte y desconfianza sobre cómo adquirir una propiedad en México. Es importante conocer bien la ley para poder comunicarla de la manera más clara posible a los prospectos extranjeros. Muchos compradores de condominios en Mazatlán son extranjeros y necesitan información clara al respecto. En cuanto a los impuestos, hay compradores  corruptos que buscan evadir impuestos de manera ilegal, por eso es muy importante tener un fiscalista como asesor.

Otro tipo de asesor que se recomienda tener es un valuador. Los valuadores son muy útiles para medir terrenos sobre todo los rústicos y ayudan a determinar los usos de suelo y una valuación catastral. Pueden ayudar también en trámites catastrales o en el Registro Público cuando se necesita investigar propiedades o aclarar controversias de cualquier propiedad. Eso es muy común. Ayudan también a conseguir certificados de libertad de gravamen que son necesarios para vender cualquier propiedad.

Es importante cerciorarse si el inmueble que se va a vender cumple con el uso de suelo que pretende el comprador. Es importante no llevar a cabo ninguna operación si no se está seguro que se puede realizar en el inmueble propuesto. No basta con que la zona parezca comercial, En ocasiones, en una misma zona o banqueta pueden existir diversos usos de suelo. También sucede que en la calle de enfrente o de al lado, el uso de suelo sea otro y no se pueda implementar un negocio determinado en una propiedad que se pretende vender. En Mazatlán, eso sucede en ciertas calles colonias donde el uso de suelo ya es mixto. Se pueden vender condominios en Mazatlán y a unos pasos existe un negocio de otro giro, todo en una misma colonia de origen residencial y que después al paso del tiempo, su uso de suelo cambia.

La mejor manera de empezar es tratando de implementar una cartera de clientes con los amigos y conocidos, pero no hay que quedarse en ese nivel: hay que investigar si alguno de los conocidos, tiene contactos con directores de empresas que requieran oficinas o edificios para comprar o rentar, o preguntarles directamente. En el caso de otro tipo de propiedades, una manera de hacerse de clientes es cuando se logra vender un condominio en Mazatlán a un cliente extranjero, si quedan a gusto con el trato u operación, se da una recomendación y así sucesivamente, hasta formar una cartera de clientes. Muchos de los condominios en Mazatlán se venden de esa manera.

Otra forma es averiguar en el medio, si existe alguna franquicia que quiera establecerse en la ciudad y buscarles un terreno o local comercial. Es importante investigar nuevas empresas, maquiladoras o fábricas nacionales y extranjeras llegarán o pretenden establecerse en la ciudad y requerirán de naves industriales o terrenos.

Para ser un buen vendedor de bienes raíces en Mazatlán, hay que buscar clientes y no sólo colocar el anuncio de “Se Vende” en la propiedad o en el periódico o sitio web. Hay que promover y buscar al cliente por muchos medios, como cualquier otro profesional que participa en la venta de cualquier producto. Una herramienta que funciona muy bien para vender condominios en Mazatlán y casas, son los Google Adwords en internet, tanto para los prospectos extranjeros como los mexicanos y cuando son desarrollos o proyectos turísticos grandes, funciona hacer marketing digital completo con SEO.

Las comisiones son las siguientes:

  • Venta de una propiedad: Entre el 4% y 7% del total del valor de la operación, dependiendo del tamaño de la misma.
  • Renta de una propiedad: El equivalente a un mes de renta y en otros casos el 10%.
  • Administración de una propiedad: el 10% del valor de renta de cada propiedad administrada.

Traspasos: suele ser el 4% del total del monto de traspaso, cantidad que paga el arrendatario original, y el equivalente a un mes de renta, que lo paga el propietario.

Cuando se vende una propiedad entre dos agentes, se divide en 60% para el que tiene la exclusiva u opción y el resto para el que lleva el cliente. A veces los porcentajes varían, se divide entre dos o si son más la mitad es para el que tiene la exclusiva y la otra mitad se divide entre los demás.

Emprender como agente de bienes raíces en la ciudad es un buen negocio. Se están construyendo cada vez más desarrollos de condominios en Mazatlán, además de desarrollos residenciales enfocados en el mercado nacional y extranjero que viene a Mazatlán para invertir en una segunda casa.

Link of the news here